El último emoticon No textees y manejes.

Es cierto, todos lo hemos hecho. Cada mensaje de texto que escribes hace que quites tu mirada del camino por unos 4 segundos. A 55 mph, ¡eso es la longitud de una cancha de fútbol americano! La escultura “El Último Emoticón” de Sprint, creada con partes de un vehículo rescatado de un cementerio de autos, muestra las trágicas consecuencias de textear y conducir, y nos recuerda que no es cosa de broma.